domingo, 1 de marzo de 2009

ESTOS DOS JUEGAN MUY FÁCIL

Ogilvy y Casey se jugarán la final del Campeonato del Mundo Match Play de golf. Da gusto ver cómo le pegan a la pelota. Son capaces de dominar sus partidos aparentemente sin esfuerzo. Ogilvy, además, es un bigardo de casi dos metros, con unas manos y unos pies de jugador de baloncesto. Casey, que habitualmente se clasifica para jugar las Ryder Cup sin problemas, es capaz de mandar la bola a más de 300 yardas de media en las salidas. Prácticamente no tienen defectos. Tal vez Casey podría mejorar su juego corto, pero de verdad que a Geoff Ogilvy es difícil encontrarle un defecto a su juego. Sin embargo, entre ambos, con varios años de carrera a sus espaldas, suman un torneo grande en su palmarés: un Us Open que ganó Ogilvy hace un par de temporadas, cuando parecía que se iba a comer el mundo.
Esto del golf es impredecible. Cualquier miércoles previo al inicio de un torneo se ponen en el campo de prácticas una media de 50-60 profesionales con capacidad técnica para hacer cuatro vueltas muy por debajo del par del campo. Cuando se les ve pegar los hierros y las maderas, o sacar la pelota del bunker, o aprochar 30 veces poniendo la bola a un palmo de la bandera, uno sería incapaz de decantarse por nadie: la diferencia técnica es inapreciable. La facilidad es total. Las horas del día en el campo son las mismas, los entrenadores son todos gurús...
...Mañana no sé quien ganará, yo apostaría por Ogilvy, pero sé que la facilidad de estos dos entrará en colisión a lo largo del año con la facilidad de otros 100 más que en cualquier momento estarán en condiciones de ganar el siguiente torneo.
Por eso, ante una igualdad de tal calibre, hay estadísiticas que no se pueden explicar: por ejemplo, la de victorias en los eventos del World Golf Championship: resulta que Tiger ha ganado 15 torneos de ese 'circuito' especial, y el siguiente, que es precisamente Ogilvy, ha ganado 2. Woods es uno más de los que se ponen cada miércoles en el tee de prácticas antes de cada torneo. Pero resulta que de cada tres que se jueguen ganará uno, se pongan como se pongan los demás. Con razón Alvaro Behamonte (el profesional que comenta en Golf Plus), se detuvo a remarcar tanto esa estadísitica: "señores, decía, es que es una bestialidad".

No hay comentarios:

Publicar un comentario